Primer pelotón femenino de Trans CR pedaleó sólido

La competencia Trans Costa Rica siempre ha impulsado al ciclismo femenino a ser parte de cada una de las ediciones, a pesar de esto, pocas chicas han tomado el reto de realizar los cuatro días de carrera debido a la exigencia en ritmo y kilometraje, pero este 2019 es la excepción, ocho guerreras tomaron la salida en esta primera etapa con el objetivo claro de completas los cuatro días de recorrido.

Las pedalistas salieron de DOKA en pelotón y se mantuvieron así los primeros kilómetros de la competencia. Al iniciar la subida, las más experimentadas tomaron la punta, entre ellas: las colombianas Ángela Parra y Mónica Calderón, las nacionales Cristel Espinoza y Milagro Mena quienes pusieron un paso fuerte y empezaron a alcanzar a la categoría máster masculina.

Entre las cuatro competidoras se turnaban los relevos en ocasiones Parra parecía más fuerte, en otras Calderón ponía más fuertes las piernas cada vez que se paraba sobre los pedales, por su parte Mena aprovechaba los descensos que se le daban bastante bien y Espinoza estaba haciendo un gran esfuerzo por mantenerse en ese lote de guerreras que estaban corriendo sin guardarse nada.

Al entrar a los single track de las fincas, la más joven de todas Cristel, empezó a perder rueda y por más que trató de seguirle el paso a sus rivales, no fue suficiente y se quedó. Por delante el pique fue entre las dos colombianas y la tica que estaba teniendo problemas para resistir el pedaleo de las cafeteras.

La costarricense Milagro Mena al paso de Hacienda la Hilda empezó una crisis, mantenía la rueda de las colombianas, la perdía, se quedaba un poco atrás, volvía a conectar, pero de nuevo las fuerzas escaseaban y perdía contacto. Por delante Mónica y Parra se alternaban la punta, trabajaban juntas pero de pronto de nuevo sentían a Mena a rueda, todas se mantenían atentas a la otra para no recibir sorpresas.

Al iniciar los descensos  la tica adquiría confianza, bajaba primero y hasta sacaba una luz de diferencia sobre las colombianas, Mónica perseguía y un poco más atrás Ángela. Al salir de las fincas e ingresar al asfalto Mónica tomó confianza y arrancó, dejando por detrás a la tica y a la dos veces Campeona de Trans Costa Rica, pero de nuevo entrarían a las fincas donde de nuevo la historia empezaría a cambiar.

Este año en Trans Costa Rica, ha sido el más competitivo para la experimentada Ángela Parra y a pesar de lo movido de la competencia, no le quería ceder su cetro a nadie, en los ascensos estaba cómoda, se paró sobre sus pedales y sin volver a ver hacia atrás arrancó y ya Mónica y Milagro estaban desgastadas y no aguantaron el ritmo de competencia.

Al pasar por el premio de montaña Parra le estaba sacando casi tres minutos a su coterránea y Milagro perdía un par más frente a Mónica, diferencias que se llevarían hasta meta, manteniendo ese 1, 2 y 3 completamente merecido después de una lucha de poder que se vivió durante cada kilómetro que estuvieron juntas.

Este es el primer pelotón que tiene Trans Costa Rica, mujeres fuertes y aguerridas que pedaleaban a gran nivel, realizando esos descensos peligrosos a velocidades de 35 kilómetros por hora, arriesgando el físico, compitiendo y demostrando que son capaces de pedalear estos terrenos y que la lucha en las próximas etapas será cada vez más dura, porque cada una de ellas quiere ganar y hará lo que esté en sus piernas para lograrlo.

2019-05-09T23:27:45+00:00
WhatsApp chat