Jhon Botero: El máster con piernas de élite

El colombiano Jhon Botero vino a Costa Rica por segundo año consecutivo. Ha respaldado el Trans Costa Rica pero esta vez, estaba comprometido con hacer una presentación mejor que el año anterior.

Y es que se puso un objetivo grande a nivel personal; Botero fue el Campeón de la categoría Máster A de la I Edición del 2017, ¿Qué puede ser mejor que ganar? la respuesta a esa pregunta llegó desde la primera etapa del evento 2018.

Llegó a Costa Rica, después de haber tenido un año más que glorioso, lleno de estandartes:

  • Campeón Panamericano
  • Posición 7 en La Leyenda del Dorado junto a su compañero Fabio Castañeda
  • Campeón Nacional

Con estos prestigiosos títulos, Jhon Jairo Botero llegó más que listo para darle a Costa Rica la mejor versión de sus piernas cafeteras. Es un corredor  de pequeña estatura, donde la grandeza la posee en su carisma y su humildad, que pasa desapercibido, parece muy callado, tranquilo, amable y en ocasiones hasta muy serio, pero es un ciclista honorable, educado, pero sobre todo, apasionado por lo que hace y no dudó en demostrarlo en la vereda del camino.

Desde la etapa 1 Botero emprendió la escapada con la punta élite de la competencia, a paso firme y como buen colombiano, un escalador innato, ese uniforme rojo de Specialized sobre salía cada que se paraba sobre los pedales, ese día se colocó la camisa azul que lo acreditaba como el mejor Máster A de la competencia, pero ubica en las primeras tres posiciones de la etapa como si fuera un élite más.

Las siguientes tres etapas repitió la historia; pedaleaba entre el top 5 de los corredores élites, hacía enormes trabajos en la montaña luciendo la azul que se ganó desde el primer día y manteniendo su posición como líder.

Un corredor que día a día se ganaba la admiración y cariño de la gente, que mientras lo venían venir durante la competencia le gritaban su nombre. Se volvió en el corredor favorito de muchos costarricenses, jamás se negó a una foto y siempre estuvo anuente a conversar y eso le da un plus a su camisa de líder.

«Pues soy máster, pero sigo competitivo. Después de que me vine de Europa decidí no ser más corredor élite, de pronto los corredores élites tienen más obligación y responsabilidades, entonces decidí ser máster pero igual me preparo profesionalmente, vine a Trans Costa Rica y quería hacerlo mejor que el año pasado, esta vez vengo mejor preparado» explicó, Botero

Estar a esa nivel no es fácil, también trabaja en el Instituto Municipal del Deporte y Recreación (IMDER), donde puede combinar su pasión por la bicicleta como entrenador de niños, detalle que también le permite realizar sus entrenamientos sin ningún problema.

«En el pueblo donde vivo, El Retiro, trabajo con niños con el IMDER como entrenador, entreno a los chicos y también entreno yo. Tengo un horario flexible hago mi entrenamiento luego el de  -los pelaos- y fines de semana cuando no hay carreras aprovecho para hacer mis entrenamientos más largos» aseguró.

Y no solo le da el ejemplo a los niños del IMDER, sino también, a su sobrino Jonathan Botero, ciclista colombiano que está compitiendo en Italia,  es un corredor olímpico y este año se convirtió en Campeón Panamericano en su categoría, igual que su tío.

Trans finalizar ganador por segundo año consecutivo en el Trans Costa Rica se mostró satisfecho y agradecido con el país por la hospitalidad brindada, «esta es una excelente carrera, yo se lo he dicho a Dax y este año lo ratifico, bonita, bien organizada y cada día crece más».

Un ciclista que se ganó con su talento al pueblo de Costa Rica y que sin duda alguna, será uno de los más esperados en la III Edición 2019 de este evento.

 

2018-10-02T23:35:26+00:00
WhatsApp chat