Etapa 3: Las éolicas, testigos de una lucha por la supervivencia en Trans CR.

El cantón de Santa Ana fue el elegido para dar la salida del tercer día de competencias del Trans Costa Rica. En esta oportunidad, corrieron los ciclistas de los cuatro días y se les unieron los de dos días para completar un pelotón de aproximadamente 230 ciclistas, que tendrían como tarea, un recorrido de 62 kilómetros con uno de los premios de montaña más exigentes de todo el evento, ubicado en la zona de las eólicas, la competencia finalizó en Hacienda el Rodeo.

Un recorrido complicado, con un ascenso acumulado de 2300 metros  de altura, con altimetrías que obligaron a algunos ciclistas bajarse de la bicicleta y empezar a caminar para poder salir de las empinadas montañas. Al llegar al punto más alto, el premio de montaña los recibió junto a la vista de las impresionantes eólicas, el cual fue de uno de los lugares elegidos por los aficionados para apoyar a sus favoritos y también a sus amigos.

La humedad y el calor se combinaron, volviéndose parte de las condiciones con las que los ciclistas tenían que lidiar durante todo el recorrido, algunos para bien, otros para mal, pero cada quien tratando de realizar su mejor labor sobre los pedales.

Como en cada una de las etapas, hasta el momento, los ciclistas han llegado a Trans Costa Rica a dar espectáculo, todos quieren ser el líder de esta II Edición y se ha reflejado, por ejemplo, en la lucha que tiene la punta de competencia de los ciclistas de la categoría élite. Luis Mejía, Betalú y Tony Longo, ¡quieren el primer lugar! A veces adelante Longo, a veces Mejía y en otras ocasiones Betalú, ninguno quiere ceder espacios y la carrera, en esta tercera fecha, ha dado giros interesantes.

Durante el recorrido:

Un fuerte Luis Mejía salió de Santa Ana imponiendo un fuerte paso, tanto así, que rápidamente Longo y Betalú se quedaron metros atrás y el único que pudo seguirle el paso fue el poderoso escarabajo Jhon Botero; el líder élite y el líder de la máster A, haciendo dupla para sacar distancia sobre sus rivales más próximos y así, mantener la punta de competencia.

La carrera fue teniendo cambios en la punta en varias ocasiones. El español Betalú logró entrar junto a Mejía y Botero, tratando de descontarle tiempo a Tony Longo en la general, quien en la parte de atrás estaba teniendo problemas mecánicos. Los tres trabajaron juntos hasta que Botero no pudo con el paso de estos gladiadores que querían deshacerse uno del otro, Betalú ¡lo quería todo! la etapa, la clasificación y el aplauso a un gran trabajo. De sus tres deseos, se le cumplieron dos, logró la etapa en una dura disputa contra Mejía y los espectadores se volcaron al español, quien en Costa Rica ha encontrado el cariño de muchos, que le siguen de cerca en cada pedaleo, en cuanto a la general, en la primer etapa perdió mucho tiempo, y aunque hizo recortes importantes, en este momento se ubica en la posición 4, donde Mejía sigue liderando.

En la tercera posición ingresó el máster Botero y en la cuarta posición el alemán Markus Kaufmann, demostrando que aún siendo europeo, sobrevivió al fuerte clima de la zona de Mora.

En cuanto a la rama femenina, tomaron la partida 20 mujeres, dato que ha sido satisfactorio para la organización porque se han convertido en guerreras que demuestran que Trans Costa Rica se puede conquistar, a pesar de la fama de «competencia dura» que le han colocado por delante.

La tica Adriana Rojas, quien compitió en la open de dos días, realizó una excelente labor durante toda la competencia y desde los primeros kilómetros se fue en solitario, a pesar de haber salido en el segundo grupo, cinco minutos por detrás de la categoría de cuatro días, alcanzó a las chicas de ese grupo y les pasó con un excelente paso, haciendo un trabajo individual que le dejó como resultado, cruzar la meta en solitario en la Hacienda el Rodeo.

Atrás de ella, Ángela Parra ingresó a meta después de una etapa difícil, pero como siempre, con una sonrisa de satisfacción por haber completado ya, su tercera etapa del Trans Costa Rica y estar a tan solo un día de convertirse en la bicampeona del evento.

Las ciclistas Edith Guillén, Natalia Navarro, Eunice Rojas, Anna Méndez, Marianela Quesada y resaltar también la participación de la sub23 Cristel Espinoza que destacó durante todo el recorrido.

En las categorías máster, la A y C mantuvieron posiciones en la clasificación general, pero la B sufrió cambios, Victor Araya tuvo un mal día y ahora el liderato le corresponde a Ronald Ramírez.

La recién llegada categoría OPEN masculino presentó a ciclistas de lujo, entre ellos, Carlos Herrera, Deiber Esquivel, Rom Akerson y Marcos Azofeifa que brillaron en una competencia conquistada por  «el Faraón» Rom Akerson.

Este domingo se correrá la última etapa de la II Edición de Trans Costa Rica, donde se espera el ingreso de la categoría final day con 111 ciclistas que se sumarán a los cuatros días y dos días para un total de 341 competidores que llegarán a Palmares a celebrar la conquista del evento.

 

 

 

 

 

 

2018-09-29T23:55:55+00:00
WhatsApp chat