Etapa 2: ¡Una crono de infarto!

Este viernes llegó la contrarreloj a la segunda etapa de Trans Costa Rica. La comunidad de Birrí, en Heredia, vio salir a los ciclistas hacia su destino, el volcán Barva, donde recorrerían 14.5 kilómetros de ascenso en medio del apoyo de los aficionados que llenaron las orillas del camino para seguir el paso de los corredores durante la carrera.

A las 7:oo am en punto descendió Henry Raabe, quien fue el primer corredor en tomar la salida, a quien los niños de la escuela Alfredo Volio Jiménez esperaban en los primeros 50 metros del recorrido para darle ánimos a cada uno de los pedalistas, que tenía el reto de enfrentar un trazado con un ascenso acumulado de  1700 msnm, en contra del reloj, del dolor acumulado de la etapa de ayer y de las ganas de mejorar en la clasificación general individual.

Esta crono es una de las etapas más significativas del Trans Costa Rica, no solo por el hecho de que en este momento, a nivel nacional es la única competencia que la realiza, sino también, porque le permite a los espectadores ver a los ciclistas en puntos estratégicos, como en los Chagos, la lechería y el famoso Sacramento, que es el lugar donde más personas se quedan a esperar a los ciclistas; en cada uno de estos puntos, la gente no solo les aplaudía, también tenían campanas y pitoretas para motivar a sus favoritos en cada pedaleo.

En competencia:

Un exigente ascenso que fue complicado para todos, pero que realmente disfrutaron ciclistas y asistentes. Las ciclistas de la categoría femenina, dieron una espectáculo en cada una de las subidas del trazado, sentadas, de pie, agarrando con fuerza la manivela, manteniendo un paso fuerte, una respiración constante, una cara de guerreras y jamás se les vio débiles, por el contrario, cada vez pedaleaban más y más duro, tratando de hacer el menor tiempo posible.

La ciclista Natalia Navarro fue de las más aplaudidas durante su ascenso, una corredora que se ha mostrado sólida, tratando de hacer una excelente presentación durante su primer Trans Costa Rica. Una Eunice Rojas, que es una completa gladiadora, que da cada día lo mejor de sí y que quiere mantenerse en esa segunda posición del evento. «La negra» Edith Guillén, a pesar de ser una ciclista rutera, demostró mucha confianza sobre la bicicleta de MTB y realizó una labor fuertísima, tal cual, si pedaleara en esta modalidad más seguido. También Anna Méndez, mantuvo un paso constante y sin desesperarse logró completar de excelente forma la crono. La sorpresa de las chicas la ha dado Marianela Quesada, una ciclista independiente que, en silencio pero a paso firme, ha conquistado ya las primeras dos etapas del Trans Costa Rica. Además, la enorme Ángela Parra que este año ha disfrutado de la compañía de estas cinco amazonas que le dijeron sí a la competencia, a pesar de la dureza de cada recorrido.  Las cinco élites del evento realizaron una increíble etapa en este segundo día.

En los élites se repite la lucha entre los tres guerreros de la edición 2017, Tony Longo, Luis Mejía y Josep Betalú, quienes subieron con pedaleo extraordinario, marcando tiempos que ponen en jaque la competencia, poniendo a los ciclistas a replantear sus estrategias. Betalú ascendió con un paso arrollador que lo convirtió en el acreedor de la segunda etapa y afirma que vino a Trans Costa Rica porque quiere ganar la competencia, mientras que Mejía trata de mantener su liderato sobre un Longo que también desea repetir campeonato.

Los costarricenses no se quedaron atrás, Gregory Brenes se recuperó después de un difícil primer día ubicándose en el top 5 y un sólido lico Ramírez que mantiene liderato como «mejor tico».

Los máster no se quedaron atrás, el colombiano Jhon Botero está imparable, no solo ganó su categoría, también quedó tercero en la general de la etapa, demostrando que es máster solamente por edad, pero que sigue siendo un élite en cuanto a piernas se refiere.

Una etapa llena de emociones que permitió ver a todos los ciclistas demostrando sus mejores versiones con el fin de concretar las cuatro etapas de una exigente carrera.

Este sábado se une la edición de dos días, para un total de aproximadamente 250 ciclistas que hicieran la etapa en Santa Ana, subirán las eólicas y finalizan en la finca el Rodeo.

 

2018-09-29T01:24:11+00:00
WhatsApp chat