Este sábado se llevó a cabo la tercera largada del Trans Costa Rica. la denominada etapa reina, se realizó entre Escazú y Turrúcares con un total de 60 kilómetros de pura montaña, en la que el español Josep Betalú, se sacó la espina del primer día y se dejó la victoria.

Para este día, se le dio la bienvenida a los corredores del evento de dos días, quienes se unieron a los de cuatro días, conformando así, un pelotón de 165 competidores para disfrutar juntos de la tercera etapa.

Un recorrido complicado, con un ascenso acumulado de 2650 metros  de altura, con altimetrías que obligaron a los ciclistas a bajarse de la bicicleta y empezar a caminar para poder salir de las empinadas montañas.

Al llegar al punto más alto, eran recibidos por las impresionantes eólicas de Santa Ana, donde la humedad y el calor se volvieron uno, afectando a más de un ciclista y otros se vieron beneficiados, como el caso de Josep Betalú del equipo Arpo, quien entre más empinada era la cuesta, más duro pedaleaba, logrando sacar ventaja sobre el líder Luis Mejía y dejando atrás también al italiano Tony Longo, en búsqueda de todas las opciones posibles para subir posiciones en el pódium.

Betalú logró llegar a Turrúcares en solitario, celebrando la victoria con los brazos arriba, una enorme sonrisa y la satisfacción de la labor cumplida. A pesar del esfuerzo, las posiciones de la clasificación general no se movieron, continúa Mejía de líder, Tony Longo segundo y Betalú tercero.

Una etapa que le sacó el coraje y la valentía a todos los corredores, que lucharon hasta conseguir llegar a la meta en el tiempo indicado para no quedar fuera de la competencia.

Los corredores llegaron a meta cansados, pero todos sonriendo y contando historias de la competencia, compartiendo con los demás corredores la experiencia única que les dejó la etapa reina.